El Nilo, bendición y maldición faraónica: Una presa amenaza Egipto

Egipto, país altamente dependiente del suministro de agua, teme que el proyecto de construcción de una presa hidroeléctrica en Etiopía pueda alterar negativamente su arteria vital, el río Nilo.

Etiopía está finalizando la construcción de la presa del Renacimiento, su primer gran dique en el Nilo Azul, que empezará a llenar para alimentar al mayor proyecto hidroeléctrico en África, informa la cadena Press TV.

La construcción de diques en ríos internacionales es una fuente frecuente de disputas sobre el impacto río abajo y el Nilo no es excepción.

El Nilo proporciona más del 90% del suministro de agua en Egipto. Casi toda la población vive concentrada en un cinturón verde en torno al valle del Nilo.

Alrededor del 60% del agua de este río en el citado país árabe procede del Nilo Azul, uno de sus dos principales afluentes, en Etiopía.

Egipto sufre de una crónica escasez de agua. Padece una de las más bajas tasas per cápita de agua del mundo, unos 660 metros cúbicos por persona. Con una población que se espera que se duplique en los próximos 50 años, se prevé que el problema de la falta de agua se agrave antes, en torno a 2025.

Egipto ya recibe la mayor parte de las aguas del Nilo, concretamente más de 55.000 millones de los 88.000 millones de metros cúbicos del caudal anual del río. Esta proporción es estipulada por sendos acuerdos de 1929 y 1959. Otras naciones del Nilo lo consideran injusto ante las necesidades de sus propias grandes poblaciones.

Compartir

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here