El Papa Francisco dijo que el 90% de los clientes de prostitutas “son bautizados, católicos”

Durante un encuentro con 300 jóvenes de diferentes países, en el marco de la Asamblea Pre Sinodal, Francisco dio algunas definiciones éticas. Al encontrarse con una joven africana que había sido víctima de trata, fue categórico. “La trata de personas es un crimen contra la humanidad y servirse de mujeres es un crimen. Si un joven tiene esa costumbre que la deje. Porque se convierte en un criminal. No es hacer el amor, es torturar a una mujer”, expresó. Para el Papa, la prostitución “es la esclavitud del presente. Aquí en Italia, hay que decirlo, el 90% de los clientes son bautizados, católicos. Y son muchos”, destacó.

Importante :  Hombre mata a sus excompañeros de trabajo en Orlando

El Papa también habló de la situación laboral a la que se ven expuestos los jóvenes. “Muy a menudo se deja a los jóvenes que tienen que mendigar empleos que no garantizan un mañana”, señaló, al tiempo que advirtió la paradoja de que “la cultura actual idolatra a los jóvenes pero los margina”. Francisco intentó preservar la idea de que los jóvenes son un colectivo complejo y heterogéneo. “La juventud no existe. Existen jóvenes, historias, rostros, ilusiones”, expresó.

En su charla, también se expresó a favor de los tatuajes. “No se espanten con los tatuajes. Nunca. Es más bien una señal de pertenencia”, sostuvo. “También en la Iglesia debemos aprender nuevas modalidades de presencia y cercanía”, consideró. Luego de contar que recibía a menudo correos de jóvenes, señaló que “con frecuencia, se habla de los jóvenes sin preguntarles. Incluso los mejores análisis sobre el mundo juvenil, aún siendo útiles, no sustituyen la necesidad del encuentro cara a cara”.

Importante :  La increíble historia de las mellizas que tienen diferente padre

Para Francisco, la despreocupación de los adultos por los jóvenes les lleva “a la depresión, a la dependencia, a los suicidios, a ser rebeldes o incluso a unirse al Estado Islámico para buscar un sentido a su vida”. El Papa denunció como un “pecado social” la soledad de la juventud, un día antes del lanzamiento mundial de “Dios es joven”, un libro que recoge los diferentes encuentros con jóvenes que mantuvo a lo largo de cinco años de papado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here