El Papa pidió por el diálogo en Venezuela y por la paz en Jerusalén

336

El Papa Francisco presidió la ceremonia de bendición global por la Navidad y emitió un mensaje en el que pidió por el “diálogo sereno” en Venezuela, la paz en Siria y el fin del conflicto entre Corea del Norte y Sur. Desde la plaza San Pedro, el Papa hizo público un mensaje en el que denuncia la “degradación humana, social y ambiental”, provocada por un “modelo de desarrollo ya caduco”.

En el documento, Francisco utilizó varios ejemplos donde menciona crisis humanitarias, sociales, económicas y políticas en distintos países del mundo. De hecho, asegura: “Vemos a Jesús en los niños de Oriente Medio, que siguen sufriendo por el aumento de las tensiones entre israelíes y palestinos”.

El Pontífice pidió además por “la paz en Jerusalén y toda la Tierra Santa”, y se pronunció a favor de la “coexistencia pacífica de dos Estados dentro de unas fronteras acordadas entre ellos y reconocidas a nivel internacional”. En su mensaje, pidió rezar para que “entre las partes implicadas prevalezca la voluntad de reanudar el diálogo y se pueda finalmente alcanzar una solución negociada”.

En un tramo del documento, el Papa aseguró: “Confiamos Venezuela al Niño Jesús para que se pueda retomar un diálogo sereno entre los diversos componentes sociales por el bien de todo el querido pueblo venezolano”. Además, mencionó el duro conflicto en Siria, y pidió “que la amada Siria pueda finalmente volver a encontrar el respeto por la dignidad de cada persona, mediante el compromiso unánime de reconstruir el tejido social con independencia de la etnia o religión a la que se pertenezca”.