Sus múltiples aplicaciones han hecho que muchos conozcan al grafeno como el material del futuro.

Y, ahora, un equipo de investigadores en Reino Unido, ha creado un tamiz en base a este material que podría resolver uno de los grandes problemas de este siglo: la escasez de agua potable.

El tamiz, aseguran investigadores de la Universidad de Manchester, tiene la capacidad de filtrar la sal del agua de mar.

Esta invención podría ser de gran ayuda para millones de personas que no tienen acceso a agua potable y que, según la ONU, representarán un 14% de la población mundial para 2025.

Producción a escala

Uno de los problemas que lograron resolver para desarrollar este filtro fue cómo hacerlo a escala industrial.

Para 2025, el 14% de la población tendrá dificultades para acceder al agua potable.

Según el estudio publicado en la revista Nature Nanotechnology, éste y otros obstáculos fueron superados utilizando un derivado químico llamado óxido de grafeno.

Identificado por primera vez en 2004, el grafeno consiste en una única capa de átomos de carbono que lo convierten en el material más fino jamás creado.

Sus inusuales propiedades, como la extraordinaria fuerza tensil y conductividad eléctrica, lo convierten en uno de los materiales más promisorios para futuras aplicaciones.

FuenteAgencias
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here