Este hombre combate a ISIS con música

Un bullicioso mercado de repente se convierte en una tumba masiva.

Para los habitantes del este de Bagdad en Irak, esta escena de vehículos quemados y estructuras derribadas después de una explosión es una escena demasiado común.

Es un constante recordatorio por parte de ISIS de que la muerte es inminente.

Pero entonces, una explosión de música apasionada despierta a los residentes de su deprimente rutina. Los transeúntes que se enfrentaron a un ataque con bombas horas antes giran sus cabezas confundidos para ver qué está interrumpiendo este momento de profunda tristeza.

Entonces, quedan desconcertados al ver al famoso conductor de la Orquesta de la Sinfónica Nacional Iraquí, Karim Wasfi, ubicado sobre escombros quemados, moviendo su cabello de color negro azabache con una actitud al estilo de Beethoven mientras desliza el arco por su chelo.

“Estas calles todavía tendrían los restos del incidente anterior y tal vez algunas escenas terribles, e incluso… el olor de la muerte”, dice Wasfi, al describir su mórbido escenario.

Toca un tono triste en vibrato: un pasaje de “Baghdad Mourning Melancholy”, una pieza clásica que compuso.

La gente que camina en el distrito de Mansour, conocido en mejores tiempos por sus clubes sociales de élite, se detienen, uno por uno, y escuchan.

Su asombro se convierte en intriga. Se forma una multitud. Aparecen los teléfonos móviles para grabar. Las personas se abrazan. Se dibujan sonrisas en algunos rostros, y una lágrima ocasional cae por este rostro o aquel.

La gente se acerca más y más a Wasfi. Durante la canción, están conectados y se elevan de los horrores que los aquejan.

“Superaron su desconcierto, unidos a través del sonido del chelo y de la música”, dice Wasfi.

Este fue el objetivo del maestro desde el inicio, cuando un fanático los privó de la vida con un auto cargado de explosivos.

Se convirtió en una campaña.

Esa fue la primera presentación de Wasfi luego del bombardeo, y se hizo viral cuando su querido amigo Ammar al-Shahbander la publicó en línea.

Semanas más tarde, una bomba le quitó la vida a Shahbander.

Al día siguiente, Wasfi se vistió con un traje blanco y también tocó en el lugar. Y siguió.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here