Florence agita el mar con olas de 83 pies acercándose a las Carolinas

182

Los satélites del Servicio Meteorológico Nacional que monitorea el huracán Florence registraron una ola que alcanzó los 83 pies durante su paso por el Océano Atlántico, mientras continua su inquietante camino a las Carolinas.

Las enormes olas fueron registradas en el transcurso de este miércoles, antes de que se informara que el potente huracán descendió a categoría 2, aunque eso no lo hace menos peligroso.

El sistema está localizado en la latitud 33.4 norte, longitud 75.5 oeste y cuenta con vientos sostenidos de 105 millas por hora, informó esta mañana el Centro Nacional de Huracanes.

Un altímetro satelital debajo del cuadrante noreste, el área más fuerte de la tormenta, registró la ola. Osciló entre 59 y 83 pies el miércoles por la mañana, lo que podría ser igual a ocho pisos de alto.

Algunos bañistas aficionados a los deportes extremos están aprovechando el alto oleaje para deportes acuáticos, pero las autoridades siguen advirtiendo a los residentes que huyan ya.

Se espera que Florence toque el último jueves por la noche o la madrugada del viernes en Mountain Time, en algún lugar entre Atlantic Beach, Carolina del Norte y Savannah, GA, detalla CBS Philly.

Aunque el sistema se haya degradado a categoría 2 no significa que las personas bajen la guardia. Esta categoría solo significa la velocidad de los vientos sostenidos.

Lo que hace que este huracán sea extremadamente peligroso son las marejadas ciclónicas, las inmensas inundaciones costeras y las precipitaciones históricas que se esperan en el interior.

Por medio de redes sociales, ya circulan algunos videos que muestras las potentes olas que se están levantando en las costas de Carolina del Norte, a pocas horas de ser azotada por la furia de Florence.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) advirtió que los avisos y alertas de mareas de tormenta están vigentes el miércoles para toda la costa de Carolina del Norte y partes de Carolina del Sur. Instó a los residentes a prestar atención a las órdenes de evacuación.

Funcionarios de varios estados han declarado estados de emergencia, incluidos Virginia y Maryland, donde las áreas costeras todavía se están recuperando de las tormentas de verano.