Guatemala pone en aeropuerto a guarda que habla diez idiomas

Hace unas semanas, mediante una serie de videos, se conoció en Guatemala la historia de Pedro Perebal, un guarda de seguridad que habla diez idiomas y su deseo es aprender más.

Luego de la noticia que fue muy comentada, a Perebal le ofrecieron un puesto de trabajo en una  terminal aérea del Aeropuerto Internacional La Aurora en Guatemala.

Perebal convivió este miércoles con quienes fueron sus compañeros de trabajo en los últimos cuatro años, ya que le organizaron una despedida que estuvo colmada de felicitaciones y deseos de éxitos.

A partir del próximo mes, ya no portará una escopeta, ahora le dará la bienvenida a los extranjeros en el Aeropuerto Internacional La Aurora, luego de que la Dirección General de Aeronáutica Civil le dio la oportunidad de laborar en esa terminal aérea para aprovechar su dominio de varios idiomas.

“El camino no termina acá. Ya cumplí una meta y ahora voy por otra”, afirmó Perebal a Prensa Libre, pues tiene como objetivo aprender más idiomas, entre ellos, coreano, griego y árabe; así como los idiomas mayas, ixil, Kaqchiquel y poqomam.

Un desayuno típico (huevos, frijoles, plátanos, queso y crema) fue el menú que le ofrecieron sus compañeros, quienes lo animaban con frases como “lo lograste”, “sos grande” y “demostraste que se puede”.

Perebal asegura que la amistad con ellos continuará: “Aunque ya no esté, el compañerismo seguirá. Nada va a cambiar, voy a seguir siendo el mismo, una persona humilde”, afirmó.

Resaltó que se lleva un buen recuerdo de jefes y compañeros, a quienes despidió con abrazos y un apretón de manos. Carmen Alvarado, gerente del taller, aseguró que están satisfechos con haberle dado la oportunidad de trabajo a Pedro quien, aseguró, es una “persona noble”.

El futuro tiene más oportunidades para Pedro, quien afirma, está dispuesto a aprovecharlas como lo hizo ahora: “No quisiera irme, pero debo aprovechar que las puertas se han abierto”, indicó, a la vez de agradecer porque en su trabajo siempre le dieron la oportunidad de estudiar en los tiempos libres.

Clave del éxito

Originario de Xepol, Chichicastenango, Quiché, Perebal cuenta que la clave para superarse es la buena actitud, por lo que aprovechaba sus tiempos libres para aprender los idiomas, ya que su deseo era trabajar en un lugar donde pudiera poner en práctica sus habilidades.

El guarda comentó que su jornada comenzaba desde muy tempranas horas, ya que entre las 6 y 7 horas aprendía idiomas y después se dedicaba a vigilar el negocio en el que trabajaba.

En su pueblo natal estudió la primaria y desde allí despertó su deseo de estudiar inglés. “Comencé a aprender con un libro que me costó Q5”, expresó.

Entre las anécdotas, recordó que un maestro le cuestionó el por qué estudiaba inglés, ya que no lo contemplaba el pensum, pero él le restó importancia.