Joaquín “El Chapo” Guzmán y “cuando la suerte era su sombra”

“Cuando la suerte era su sombra”, una frase que está haciendo eco en la vida del narcotraficante mexicano más buscado, Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El Magistrado del Decimosegundo Circuito otorgó un amparo contra la formal prisión dictada al ex líder del Cártel de Sinaloa por volar y aterrizar clandestinamente una aeronave en 2012 en Baja California Sur.

En la acusación no se especifica si esas actividades aéreas eran con fines delictivos. La presunta prostituta a la que el sinaloense mandó llevar a una villa de Punta Ballena le pagaría con favores sexuales una liposucción que el capo le pagó en un hospital de Guadalajara. Por lo menos en dos ocasiones estuvo el narcotraficante en la misma residencia.

En 2012, cuando se desarrollaba la cumbre del G-20 en Los Cabos, Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, aterrizó en tierras de Baja California Sur. Con información de la DEA (Agencia Antinarcóticos de los Estados Unidos) la Policía Federal realizó un operativo para detenerlo en aquella ocasión, pero se les fue.

Tijuana,MX.-11/Feb/2015 Es el caso aquel donde solo encontraron a la mujer dedicada a la prostitución con la que el capo sinaloense se encontraría en las playas sudcalifornianas.

Por aquel hecho y por ese operativo, en Baja California Sur se inició una investigación y a la detención del narcotraficante en febrero de 2014, en junio de ese año, se le decretó auto de formal prisión en la causa penal 29/2014 por su probable responsabilidad en el delito denominado “vuelos clandestinos, en las modalidades de realizar vuelos clandestinos y proporcionar los medios para facilitar el aterrizaje o despegue de aeronaves en vuelo clandestino”. El 25 de septiembre, en la segunda instancia se modificó –nada sustancial– la formal prisión.

Sin embargo en el Primer Tribunal Unitario del Decimosegundo Circuito, el Juez Sergio Antonio Álvarez concedió un amparo al narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán para dejar sin efecto el auto de formal prisión que le fue dictado en un juzgado de Baja California Sur por su presunta responsabilidad en la operación de vuelos y aterrizajes clandestinos, hechos derivados de su escapatoria de Los Cabos en febrero de 2012.

El otorgamiento del amparo no es para dejarle en libertad, sino para reponerle el procedimiento judicial, pues para que la conducta ilícita sea sancionable, tienen que probar que dicho vuelo clandestino tenía como objetivo una actividad ilícita, elemento esencial que omitieron analizar el Magistrado del Tribunal Unitario del Vigesimosexto Circuito y el Juez Segundo de Distrito en el Estado de Baja California Sur, ambos con residencia en la ciudad de La Paz al momento de procesar al capo.

Así, el tribunal sudcaliforniano debe dejar insubsistente dicho auto judicial y emitir una nueva resolución en la que razone si se acredita o no el elemento al que se hace mención en el delito específico: que los motivos de los vuelos fueron con fines ilícitos.

El fallo de amparo será notificado vía exhorto en las próximas horas a Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, quien desde hace casi un año se encuentra recluido en el Centro Federal de Readaptación Social número 1 “Altiplano”, en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here