La brutal matanza de ballenas en la que participan padres y niños en el Atlántico Norte

322

El grupo conservacionista Sea Shepherd (Pastor del Mar) documentó con imágenes impactantes la tradicional matanza de ballenas y delfines que ocurre cada año en las costas de la Islas Feroe, una nación autónoma en el Atlántico Norte, dentro del Reino de Dinamarca.

La tradición se remonta al siglo XVI. Los pobladores de Feroe guían cada verano a decenas de ballenas piloto hacia las aguas bajas de la costa y allí son matadas con lanzas que se introducen a través del cuello de los animales para quebrarles la columna vertebral. 

Este año, los voluntarios de Sea Shepherd se distribuyeron en 19 bahías de seis pueblos de las islas y se hicieron pasar por turistas para fotografiar y filmar las sangrientas matanzas.  Así, pudieron documentar la muerte de 436 ballenas y 198 delfines en los llamados grindagrap, las ceremonias de matanza en la que participan familias completas, incluyendo los niños.

Luego, las ballenas son trozadas y procesadas para ser vendidas en los mercados locales.

A pesar de los reclamos de organizaciones como Sea Shepherd desde hace décadas, el gobierno de Feroe defiende su tradición y se niega a detenerla.