Un paisaje que no pasa desapercibido por sus estructuras impresionantes es el de los molinos de energía eólica, que giran al son del viento en lo alto de colinas y montañas. Pero desde hace algunos años este panorama que vemos en tierra firme se ha traslado al mar y todo hace prever que con buenos resultados tal y como lo reseña la siguiente nota presentada por el diario español El Mundo. 

La empresa Statoil instaló hace seis años en aguas escocesas el primer prototipo de parque eólico del mundo con molinos similares a los que vemos en tierra, pero suspendidos en el agua y conectados con un cableado especial submarino.

Después de su fase experimental estas turbinas giratorias acaba de comernzar a a producir electricidad. Si esta tecnología se vuelve más barata, cosa que Statoil considera que será sólo cuestión de tiempo, el océano se abrirá con toda su profundidad para ser un nuevo lugar de donde extraer este tipo de energía renovable.

La cosa no ha sido sencilla. Para poder desarrollar esta técnica en el mar se tuvo que crear un software especial con el que los aerogeneradores respondieran satisfactoriamente a los movimientos no sólo del viento sino también de las olas, los temporales y las corrientes marinas. Ahora todo está listo para lanzarlo de manera comercial.

El primer molino se ha instalado a 20 km de la costa de Peterhead en Escocia y se agregarán otros cuatro para que generen energía suficiente para alimentar unos 20.000 hogares.

En España también se está probando, en las costas de Tarragona y Málaga, gracias al proyecto Zéfir, en el que participan grandes empresas como Iberdrola.

Precisamente a ésta el gobierno británico le acaba de adjudicar la construcción de un parque aeólico marino en Reino Unido que producirá energía para casi un millón de viviendas. La energía del futuro está flotando.

Fuente: Diario El Mundo España