La inminente erupción de un volcán en Alaska podría paralizar vuelos transpacíficos

451

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) ha advertido este jueves del riesgo de una inminente erupción del volcán Cleveland, ubicado en las islas Aleutianas, en Alaska (EE.UU.), lo que podría plantear riesgos para la circulación aérea en dicha zona, informan medios locales.

El Observatorio Vulcanológico de Alaska (Ova, por su siglas en inglés), integrado por la Universidad de Alaska y científicos federales y estatales, cambió este martes el nivel de alerta de dicho volcán a naranja. Según el USGS, esto significa que “una gran erupción volcánica es inminente, está en marcha o es posible”, si bien “plantea riesgos limitados para la aviación porque no habrá emisiones de ceniza volcánica o serán menores”. Por su parte, Jeff Freymueller, de la Universidad de Alaska, advierte en declaraciones a Reuters que si las sustancias expelidas “alcanzan las alturas de unos 9 kilómetros o cerca de esta barrera, podrían crear problemas a los vuelos transpacíficos”.

El volcán Cleveland lleva expulsando lava desde este miércoles, señal de que una gran erupción podría estar muy cerca. Aunque la isla se encuentra muy lejos de la civilización, los geólogos advierten que, dependiendo de la magnitud de la erupción, la neblina y la nube de humo producidas podría afectar en gran medida el transporte aéreo a través del Pacífico.

En caso de que se registre una erupción de gran envergadura, el OVA observará continuamente el área y realizará las pertinentes recomendaciones para interrumpir el transporte aéreo en función de la gravedad de la erupción, así como de la velocidad y dirección del viento.

La última gran erupción del volcán Cleveland ocurrió en el año 2001, cuando una erupción proyectó ceniza volcánica a una altura de hasta 9.100 metros, lo que obligó a cortar el tráfico aéreo en esta zona.