La mamá de estos niños murió de cáncer y los vecinos decidieron adoptarlos

Cuando una mujer pidió a sus vecinos ayuda para cuidar de sus tres hijos mientras acudía a una cita médica, la pareja nunca imaginó que tener a estos pequeños en casa se convertiría en parte de su nueva vida.

Dicen que “Donde come uno, comen dos”, pero “Donde comen siete, ¿podrían comer 10?”. Eso fue lo que demostró esta pareja, que acaba de ampliar la familia tras una responsabilidad que, al darse a conocer en los medios, acaba de ser recompensada.

¿Qué te parece? ¿Harías algo similar a lo que hizo esta pareja? ¿Cuál es el acto de bondad más grande que has recibido? Envíanos tus comentarios.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here