Macabro: niños bailan en el aula con gatos muertos

7

El video habla por sí solo. Cada uno de los ocho niños que forman la fila tiene un gato muerto en sus manos. El noveno, con su respectivo cadáver, está arrodillado frente a ellos.

De fondo, suena la música de un popular comercial de Meow Mix, una marca de alimento balanceado. Tras unos segundos inmóviles, empiezan a hacer bailar a los felinos, mientras que el niño que sobra hace las veces de director de orquesta.

Los bancos, los afiches del cuerpo humano y los guardapolvos de los “titiriteros” no dejan lugar a dudas: es el aula de una escuela. De la -hasta ese momento- prestigiosa secundaria Harding Charter Preparatory, de Oklahoma City.

El video fue grabado el año pasado y subido a Facebook más recientemente. Pero lo que terminó de viralizarlo fue que lo difundiera PETA, la más importante organización protectora de animales en Estados Unidos.

Las autoridades de la escuela rechazaron cualquier contacto con la prensa para dar explicaciones. Su director, Justin Hunt, se limitó a responder en un escueto correo electrónico una solicitud de la ONG.

“Hablé con la profesora y me aseguró que esto no volverá a ocurrir. Fue algo completamente fuera de lugar para nuestros alumnos y para nuestro personal. En mi opinión, manejamos esta situación para que no se repita jamás”, escribió.

Para PETA y otras organizaciones no hay que quedarse sólo con el baile macabro de los niños, ya que puede tratarse de una travesura de la que la profesora no estaba al tanto. Desde su punto de vista, lo más grave es que la institución utilice animales, que podrían haber sido mascotas, para realizar experimentos y ejercicios que podrían hacerse perfectamente de manera alternativa.