Marea tóxica está acabando con los animales marinos en Florida

454

Miles de animales marinos muertos se acumulan en las playas del suroeste de Florida, obstruyendo entradas y canales.

En algunas playas, es imposible caminar sin andar de puntillas alrededor de los cuerpos. Las condiciones son tan malas que el gobernador pidió una orden de emergencia.

La razón: una furiosa proliferación de algas tóxicas, conocida como marea roja, la cual ha matado peces, tortugas marinas, aves marinas, un tiburón y múltiples manatíes.

Florida y Texas lidian con mareas rojas cada año, pero los efectos de la más reciente no tienen precedentes. Ha pasado más de una década desde que el Golfo de México floreció durante tanto tiempo, dijeron funcionarios del Departamento de Protección Ambiental de Florida.

Más de 100 kilómetros de la costa se han visto afectados por la marea roja hasta el momento, y los funcionarios no saben mucho sobre cuándo terminará.

“Es difícil predecir más de un par de días”, dijo Michelle Kerr, una portavoz de la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida, a CNN.

Una marea roja, también conocida como floración de algas nocivas, es una colonia de algas microscópicas de crecimiento rápido que a menudo vuelven el agua roja. El grupo de plantas marinas y de agua dulce produce toxinas que pueden dañar, y en ocasiones matar, la vida marina, las aves y las personas.

Las mareas rojas también pueden liberar toxinas en el aire que a veces causan problemas respiratorios, irritación ocular o asma, dice la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

La mayoría de las floraciones de algas no son dañinas. De hecho, en realidad son útiles como una importante fuente de energía en la red trófica del océano.

Se han reportado mareas rojas en todos los estados costeros de Estados Unidos, y es posible que comiencen a suceder con más frecuencia, dice NOAA.

Debido a su imprevisibilidad, los científicos están tratando de descubrir cómo encontrar y pronosticar dónde se formarán las algas para que las personas tengan tiempo de prepararse para una marea roja y sus efectos.