Muere niño cuyo padre se tatuó una cicatriz como la suya

Fue en 2015 cuando a Gabe Marshall, de entonces ocho años de edad, le detectaron un tumor cerebral maligno, razón por la cual debió ser sometido a una riesgosa cirugía.

Si bien la operación concluyó con positivos resultados para el pequeño originario de Kansas, Estados Unidos de América (EUA), la enorme cicatriz con la que quedó lo dejó sumamente acomplejado, al punto de asegurar que se sentía como un “monstruo”.

Esto llevó a su padre, Josh Marshall, a realizarse un tatuaje similar, en la misma zona de la cabeza, para apoyarlo en su rehabilitación. La historia conmovió a muchos, y rápidamente se hizo viral a través de las redes sociales, en donde los usuarios destacaron el bello gesto del hombre.

Importante :  Un hombre cuenta cómo llegó a prostituir a 1.700 mujeres

Sin embargo, seis meses después de este hermoso acto, el tumor cerebral regresó, incluso aún más activo. “Debido a la ubicación, es inoperable”, precisó Josh en aquella oportunidad.

Lamentablemente, y tras varios meses de ardua lucha, Gabe murió. La información fue dada a conocer por su propio padre a través de sus redes sociales.

“Ni siquiera puedo comenzar a describir cómo me siento ahora. Tengo el corazón destrozado, no sólo perdí a mi hijo sino que también a mi mejor amigo”, comenzó señalando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here