Muere uno de los diez intoxicados con queso de nachos de una gasolinera

106

Funcionarios de salud han vinculado los 10 casos de botulismo, una enfermedad causada por una bacteria que puede vivir en alimentos mal enlatados o mal conservados, a la estación de gasolina “Valley Oak Food” en el suburbio de Walnut Grove en Sacramento, California.

Por su parte, el Departamento de Salud Pública de California probó que el queso de nachos de la estación, dio positivo a la toxina que causa el botulismo.

“Aunque todavía hay preguntas sin respuesta acerca de este brote, estas trágicas enfermedades son importantes recordatorios para estar vigilantes sobre la inocuidad de los alimentos”, dijo la Directora del CDPH y la Oficial de Salud Pública del Estado, Dra. Karen Smith.

Continuó: “A medida que nos dirigimos a la temporada de barbacoas de verano, los chefs de interior y al aire libre necesitan estar en guardia contra todas las enfermedades transmitidas por los alimentos”.

Se ha creado un sitio GoFundMe para Galindo, quien era padre de dos pequeños y el sostén de la familia, describe la fundación en su sitio web.

La enfermedad causada por alimentos en mal estado provoca una intoxicación alimentaria rara que puede provocar parálisis, dificultad para respirar y en algunos casos, la muerte.

Los síntomas del botulismo suelen aparecer después de 18 a 36 horas de haberlos comido. De acuerdo a Funcionarios del Departamento de Salud Pública de California estos pueden incluir:

• Visión doble o borrosa
• Párpados caídos
• Dificultad para hablar
• Parálisis
• Dificultad para deglutir
• Boca seca
• Debilidad muscular

Cabe recordar el primer caso que salió a la luz pública fue el de Lavinia Kelly, quien está hospitalizada y con un respirador artificial desde el pasado 21 de abril.

Kelly lleva tres semanas en el hospital y no puede hablar; tampoco puede mantener los párpados abiertos, dijo su compañera, Ricky Torres. Ella es la única de las víctimas de este brote de botulismo que ha presentado una demanda contra la gasolinera “Valley Oak Food” en Walnut Grove.

Por el momento, funcionarios han despojado a la gasolinera de su permiso para vender alimentos y bebidas. Los empleados de la tienda no han respondido a los comentarios, habrá que esperar para obtener información de ellos.