Mujer enterró a cuatro de sus hijos recién nacidos en baldes con cemento

101

No pudo con su conciencia. Una japonesa, de 53 años de edad, se presentó el pasado lunes (ayer) ante las autoridades y confesó que, hace dos décadas, parió y enterró a cuatro de sus hijos recién nacidos en baldes con cemento.

Este martes la mujer quedó detenida, en Osaka, al oeste del país asiático, luego de que la policía verificara la información suministrada por la misma homicida.

La filicida, quien vivía con un hijo, dijo a los investigadores que dio a luz a esos cuatro pequeños entre 1992 y 1997 y que a cada uno los tapió con cemento dentro de unos baldes que después fue enterrando en el patio de su domicilio.

Los funcionarios revisaron toda la vivienda, hasta que hallaron los baldes llenos de concreto, los cuales enviaron analizar con un escáner, que efectivamente determinó que dentro de esos contenedores repletos de concreto habían huesos de bebé.

El canal de televisión “NHK” detalló que la japonesa se justificó ante la policía diciendo que mató a sus bebes porque no iba a poder criarlos y que no tenía a nadie con quien hablar del asunto.

Las autoridades indagan a profundidad si las víctimas nacieron muertas, si las mataron luego de nacer o si las sepultaron aún con vida. Hasta ahora se desconocen los motivos que llevaron a la mujer a presentarse ante la policía a confesar sus crímenes.