Nuevo incendio en el norte de California amenaza viviendas

430

Los bomberos que luchan por contener los destructivos incendios forestales del norte de California se encontraron frente a un nuevo incendio que estalló el martes y se extiende a través de una zona rural cerca de un bosque nacional.

Se ordenó el desalojo de unas 60 casas en una antigua zona de ganadería y granjas cerca de Covelo, que está a unos 290 kilómetros (180 millas) al norte de San Francisco, tras el incendio estalló a última hora de la tarde. Las ráfagas de viento lo expadieronrápidamente a través de una milla cuadrada de malezas y pastizales, robles, pinos y madera cerca del Bosque Nacional Mendocino, dijo el Comisionado del Condado de Mendocino, Matthew Kendall.

“Nos informan que el incendio amenazaba las estructuras”, dijo. Sin embargo, no hubo reportes inmediatos de casas quemadas.

Se llamó a los aviones de combate de incendios, pero no estaba claro cuándo podrían llegar porque muchos ya estaban involucrados en otros incendios, dijo Kendall.

Unos 103 kilómetros (64 millas) al sur, incendios gemelos a ambos lados de los condados de Mendocino y Lake han destruido al menos siete hogares y amenazado a unos 12.000 más, dijeron los bomberos.

Jessyca Lytle huyó de un rápido incendio forestal en el norte de California en 2015, lo que le ahorró propiedades pero destruyó la casa llena de recuerdos de su madre en el condado rural y accidentado de Lake.

“Honestamente, lo que estoy pensando en este momento es solo quiero que esto termine”, dijo Lytle, y agregó que estaba “exhausta de todas las maneras posibles, físicamente, emocionalmente, todo eso”.

Derek Hawthorne, un bombero y portavoz de los equipos de bomberos, dijo que el clima cálido no era ideal, pero el viento estaba de su lado, donde se encontraba en la ciudad de Upper Lake.

“Está soplando hacia el fuego, y se está volviendo sobre sí mismo”, dijo.

Al este del condado de Sutter, un incendio que estalló la noche del martes había incendiado aproximadamente 4 kilómetros cuadrados (1,5 millas cuadradas) de pastizales, pero no se evacuó ninguna casa, dijo el portavoz estatal de incendios, Scott McLean.

En otra parte, el incendio Carr había quemado 965 casas y matado a seis personas en Redding y sus alrededores. Otras 413 estructuras también fueron destruidas, y el incendio es ahora el séptimo incendio más destructivo en la historia de California, dijeron los bomberos.