Polémica ley permitiría a policías disparar contra perros que ladren

117

Un tribunal federal ha decretado que los elementos de la policía pueden disparar a un perro si ladra o se mueve hacia ellos cuando ingresen a alguna casa. Esto debido a un incidente en Michigan donde un oficial disparó y mató a dos caninos mientras ejecutaba una orden de cateo en una vivienda en busca de drogas.

Los dueños de los animales habían presentado una petición ante el tribunal para que los policías implicados se hicieran responsables de la muerte de los perros ocurrida en el 2013.

Ante esta situación, un policía expresó que disparó al primer perro de la raza pitbull después de que se había movido algunos centímetros realizando un movimiento que consideró como ‘estocada’. Sin embargo, el expediente señaló que el perro escapó hacia el sótano donde posteriormente recibió un segundo y fatal disparo por parte del uniformado.

El segundo canino asesinado también fue baleado en el sótano pero por otro policía después de que este les ladrara. Por su parte el oficial implicado expresó manifestó que el perro había quedado notablemente herido por lo que le disparó una última vez para que ‘no sufriera’.

Debido a que los dueños de los perros no pudieron comprobar ante la Corte que sus caninos no habían ladrado o lanzado contra los oficiales, se determinó que los animales pudieron representar una amenaza inminente para la seguridad de los policías.

“El estándar que establecemos hoy es que el uso de la fuerza mortal de un policía contra un perro mientras ejecuta una orden de registro para buscar en un hogar por actividad de drogas ilegales es razonable bajo la Cuarta Enmienda, cuando el perro representa una amenaza inminente a la seguridad del oficial”, aseveró el juez Eric Clay.