¿Por qué tener mala letra podría ser una buena noticia?

181

Tener una mala letra podría no ser por falta de práctica o por tener problemas para escribir, por lo que tratar de corregirla podría ser un esfuerzo vano.

Un estudio de la Universidad de Illinois, Estados Unidos, reveló que las personas con mala caligrafía tienden a tener un coeficiente intelectual más elevado que quienes tienen “bonita letra”.

De acuerdo con la investigación, el cerebro de las personas que no tienen “buena letra” y que suelen incluir abreviaciones en sus textos trabaja más rápido que otros, por lo que al escribir prioriza la información que está plasmando antes que la forma de las letras.

Los resultados del estudio mostraron que la escritura revela muchos más rasgos sobre la conexión que existe entre los procesos físicos y psicológicos que otros movimientos voluntarios, pues escribir es una actividad delicada y complicada que requiere de un alto grado de coordinación y mucha práctica.

Las conclusiones de los investigadores están apoyadas en la teoría de las inteligencias múltiples del profesor e investigador de la Universidad de Harvard, Howard Gardner, quien asegura que el cerebro trabaja más rápido que el cuerpo.

Por lo anterior, ahora se sabe que una caligrafía perfecta no es precisamente una señal de excelencia académica, así como una letra poco legible no representa una alarma.