En diciembre de 2017 podríamos ver el primer trasplante de cabeza realizado en humanos. El voluntario para someterse a esta complicada operación es Valery Spiridonov, un hombre ruso de 30 años que sufre atrofia muscular espinal, una grave enfermedad genética que afecta a la movilidad.

La operación será capitaneada por el neurocientífico italiano Sergio Canavero. Según ha declarado Valery  Spiridonov a Fox News: “No hay prisa. Sin duda, la operación se realizará cuando el doctor y los expertos estén un 99% seguros de su éxito. Tengo que hacerlo porque no tengo muchas opciones. Mi decisión es definitiva, y no pienso cambiarla”

Sin embargo, muchos científicos mostraron su escepticismo a la intervención, porque la parte más crítica de este proceso surge a la hora de volver a conectar la espina dorsal y el resto de conexiones nerviosas, algo que muchos otros científicos han intentado hacer sin éxito en experimentos con animales. Robert White implantó la cabeza de un mono en el cuerpo de otro en 1970, aunque este sólo sobrevivió una semana ya que su cuerpo rechazó la nueva cabeza.

El paciente estaría 4 meses en coma inducido tras la operación y no podría moverse hasta pasar un año para favorecer la curación. la operación costará más de 10 millones de dólares y requerirá de más de 150 profesionales médicos para desarrollarla.

Lo más importante es mantener vivo el cerebro de Spirodonov, mientras se realiza la decapitación del donante; los médicos deben cortarles las médulas espinales a ambos al mismo tiempo e inmediatamente proceder a la unión contrarreloj de todos los tejidos y nervios. Aun si la operación sale bien, no se sabe si el cerebro del ruso podrá darle órdenes a su cuerpo.

Empecemos explicando quién es Canavero, el autodenominado Dr. Frankestein, es un personaje excéntrico de 51 años, un especialista con trayectoria, que ha publicado en revistas importantes y desde 2013 hizo pública su intención de realizar el proyecto de trasplantar una cabeza en un humano, pero desde ese momento la comunidad médico lo catalogó como un loco, un sádico, aunque para otros es un visionario.

Sergio está trabajando de cerca con la compañía Inventum Bioengineering Technologies para desarrollar un sistema virtual para preparar a los pacientes para el dramático cambio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here