Reconocido pastor evangélico admite su error con la teología de la prosperidad

319

Durante una transmisión vía Facebook Live, el reconocido pastor evangélico nacido en Israel, Benny Hinn, declaró que había “cometido un error” al predicar la “Teología de la Prosperidad”, la cual se basa en incentivar a los feligreses a realizar grandes donaciones de dinero a sus líderes a cambio de “bendiciones de parte de Dios”.

Hinn dio estas declaraciones horas después de la muerte de Billy Graham, uno de los grandes líderes de la Iglesia Cristiana en todo el mundo.

Hinn, quien ha sido duramente señalado por su “vida ostentosa y opulenta”, dijo que “Jesús nunca usó una limusina o una mansión”, cuestionando así a los pastores o líderes religiosos que llevan estilos de vida de lujos. “Nos atacan por predicar la prosperidad, sobre donaciones para bendición. En realidad, está en la Biblia, pero creo que algunos hemos llegado al extremo y no es lo que enseña la Palabra de Dios. Temo que yo soy uno de ellos”, dijo.

“¡Perdónenme, por mi mala enseñanza!”

“Cuanto más conoces la Biblia, más bíblico te sientes y te vuelves más rígido en tus opiniones o pensamientos. Cuando era más joven fui influenciado por predicadores y sus enseñanzas. Pero ahora que he vivido más tiempo, pienso que eso no encaja con la Biblia y menos con la realidad”, comentó durante una transmisión en la que recordaba la influencia de Graham en su vida.

Hinn también continuó sus cuestionamientos al señalar: “¿Jesús conducía un automóvil o vivía en una mansión? No, no le hacía falta. ¿Y los apóstoles? A ninguno de ellos le hacía falta. Hoy en día la idea es la abundancia, las casas exuberantes, los autos y las cuentas bancarias y ese enfoque está equivocado. Eso es erróneo totalmente”, añadió.

El evangelista también fue más allá en sus palabras al pedir “perdón” a todos “sus creyentes”. “Quiero decir: ¡Perdónenme! La gente me ha acusado de cosas que ni siquiera son reales. No vuelo en jets privados. No tengo grandes mansiones. Creo que es hora de enmendar mi enseñanza. Si amamos a Jesús, debemos vivir bíblicamente como Jesús lo hacía”, enfatizó.

Una “vida de mafia”

Anteriormente, el pasado mes de noviembre del año 2017, circularon en las redes sociales las declaraciones de Costi Hinn, sobrino del evangelista, quien criticó duramente la “vida de mafia” que su tío se daba “a costa de las ofrendas de sus seguidores”.

“Vivir al lado de los Hinn es vivir un sueño. Viajas por el mundo en aviones G4 o G5 y tienes estadías en las suites de los hoteles más lujosos del mundo”, comentó Costi Hinn, señalando que, durante su juventud, comenzó a sentir que “algo no estaba bien” en lo que su familia hacía. “Todo comenzó cuando les dije que había que bajar de nivel y hablar sobre lo que hacíamos”, señaló.

Costi aseguró durante una entrevista para la cadena CNN que desde ese momento comenzó a mantener serias discusiones con su tío, al punto de terminar en acalorados debates sobre el “Evangelio de la Prosperidad” que enseña. “Siempre le dije que eso no es el latido de la cristianidad. El verdadero sentido de una vida de fe es en ayudar a otros, en ser generosos. En la medida en que eres generoso con los demás, Dios puede bendecirte. Pero él nunca aceptó eso”, puntualizó.

Costi señaló durante la entrevista que el mensaje de Hinn se ha ido “perfeccionando” con el tiempo. “La matemática que usa es simple: Parte del hecho de que, en la medida que más dinero aportes al ministerio, más serás bendecido por Dios”.

Según CNN, el Ministerio Hinn ha sido investigado en reiteradas ocasiones por el Internal Revenue Service (IRS), institución que controla los impuestos en Estados Unidos, pero, hasta la fecha, Hinn no ha sido procesado por ninguna falta financiera.