Se pudren cosechas tras nueva ley antiinmigrantes en Alabama

Un agricultor de Alabama ha perdido unos $100 mil dólares porque sus tomates se echaron a perder, maduros, cuando los trabajadores hispanos desaparecieron de sus campos de la noche a la mañana desde la nueva ley de inmigración del estado.

Durante generaciones, la familia de Brian Cash ha cultivado 125 acres en la cima de la montaña Chandler, un lugar ideal para sembrar tomates.

Cada año contratan a trabajadores, casi exclusivamente hombres hispanos para que recojan la cosecha en un periodo de cuatro meses. Este año tenía a 64 campesinos, hasta que entró en vigor la Ley HB56. Ahora no tiene ninguno.
Con ella se volvió un delito que alguien no porte sus documentos migratorios y obliga a la policía a revisar a cualquier persona si sospechan que está ilegalmente en el país.

La HB56, la más dura en Estados Unidos, se aprobó el 28 de septiembre y para el día siguiente solo se quedaron 11 campesinos en las tierras de Cash y luego ellos también se fueron.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here