Sentencia para el hombre que mató a su hijo y lo dio a los cerdos

El hombre que se declaró culpable de torturar y matar a su hijo de siete años recibió su sentencia en una corte de Kansas.

Michael Jones, de 46 años, fue sentenciado a pasar el resto de su vida en prisión con un mínimo de 25 años. Su esposa y madrastra del menor, Heater, de 31 años, recibió la misma condena.

La muerte del pequeño Adrián se dio a conocer en el 2015 cuando las autoridades acudieron al reporte de un caso de violencia doméstica. Después de llegar al lugar, vecinos comentaron que no habían visto al menor. Tras una investigación, se descubrió que el cuerpo del niño, se dio como alimento a los cerdos que tenían.

Ahora la abuela del menor, Judy Conway quiere que se investigue por qué nadie ayudó al niño ya que vivió un año de maltratos hasta que ya no aguantó más. De acuerdo al Daily Mail, la madrastra entregó la contraseña de su computadora a la dueña de la casa porque quería enviar fotos de sus hijos mientras esperaba el juicio.

Fue entonces que la dueña, Jennifer Hoevers, descubrió las fotografías y videos que muestran el maltrato que sufrió Adrian.

En las imágenes se ve al menor afuera esposado y con sus pijamas mientras el frio se apoderaba de él. En el video el pequeño intenta tomar agua pero sus muñecas son tan débiles que ni podía agarrar el vaso. Entre las fotos se ve a Adrian amarrado, vendado, en otras sus labios llenos de llagas que al parecer provocó el tener que masticar madera que era lo único que tenía en su prisión.

En otras ocasiones, su cuerpo delgado tenía que mantenerse por horas en una alberca que le llegaba hasta el cuello. Su madrastra se refería a él como “el niño”.

Las otras seis hijas de la pareja, menores de 11 años, fueron trasladadas a Servicios Infantiles bajo custodia de los oficiales. Estas agencias habían estado en contacto con la familia desde hacía tiempo pero se desconoce la naturaleza de los acercamientos o investigaciones.