Sentenciado hombre que le arranco los ojos a su expareja

Uno de los casos de crímenes más crueles y mediáticos de Chile llegó a su final este martes con una sentencia. Mauricio Ortega fue condenado a 26 años y 170 días de cárcel por atacar brutalmente a Nábila Rifo y extraerle los ojos en 2016.

Ortega fue condenado por feminicidio frustrado, lesiones graves gravísimas y violación de morada. En 2015 el hombre llegó con un hacha hasta el domicilio de Rifo y derribó la puerta de acceso. En mayo de 2016, durante una reunión con amigos mutuos, Rifo y Ortega discutieron y el hombre la persiguió, la golpeó y le arrancó los ojos.

Fue casi un mes de juicio oral, 50 testigos, entre ellos la víctima, 22 pruebas, y 22 informes que llevaron a que el 18 de abril Ortega fuera declarado culpable, y que este 2 de mayo se le sentenciara.

Según el abogado de Ortega, Ricardo Flores, el hombre se declaró inocente.

“Tenemos que sentarnos a revisar los fundamentos por lo cual se llegó al veredicto de la condena par eventualmente si hay alguna causal que podamos apelar. Sostenemos la inocencia de Ortega”, dijo Flores este martes y añadió que su cliente está tranquilo pues confía en el trabajo de sus abogados, que tienen 10 días para revisar la sentencia y presentar un recurso.