Sicario regresa a la escena del crimen para rematar a su víctima

445

Eran las ocho de la mañana del martes y el joven estaba a metros de su casa cuando se acercó un hombre en una motocicleta. Sin decir nada, sacó un arma, le disparó y se fue.

Fernando Bezerra da Silva, de 25 años, quedó tendido en la calle Chico Tonico, en Mossoró, estado de Rio grande do Norte. Inmediatamente, vecinos y transeúntes se acercaron para socorrerlo.

Muy pocos minutos habían pasado cuando, inesperadamente, reapareció el sicario. La multitud huyó aterrada y dejó solo a Bezerra, que agonizaba. Volvió para dispararle varias veces más, asegurándose, así, de que muriera.

Dona Lucia, madre de la víctima, contó que venía recibiendo amenazas. “El asesino iba a mi casa y me decía que iba a matar a mi hijo”, contó a G1.

La Policía aseguró al portal de noticias que ya tiene identificado al criminal, pero aún no ha podido atraparlo.