Siria, Rusia e Irán preparan un ataque contra el líder del Estado Islámico

73

El máximo cabecilla del Estado Islámico, el autoproclamado califa Abu Bakr al Baghdadi, podría haber sobrevivido a una serie de ataques aéreos y posiblemente se esconda al este del río Éufrates, en la región oriental de Siria. Al menos así lo creen los servicios especiales de Irak, que este lunes ofrecieron algunos detalles de la información disponible al canal Fox News.

El director general de la oficina de inteligencia y antiterrorismo del Ministerio del Interior de Irak, Abu Ali al Basri, dijo que el líder islamista se esconde a unos 29 kilómetros de la frontera sirio-iraquí, cerca del pueblo de Al Hajín (gobernación de Deir ez Zor). Los datos sobre su paradero se obtuvieron hace “un par de días”, aseguró el general, y las Fuerzas Armadas de Siria, Rusia e Irán los han aprovechado para preparar un “ataque multi-fuerza”.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Defensa iraquí, general de brigada Yahya Rasul, ofreció una información diferente sobre el paradero de Al Baghdadi. Según sus datos, hay que buscarlo en la localidad siria de Al Shaddadi, situada en la gobernación de Al Hasaka. “Esconderse en el desierto sirio no es difícil para él”, aseguró el oficial.

También la Fuerza Aérea de Irak ha intensificado sus ataques aéreos contra el Estado Islámico en Siria en los recientes días. Su máximo éxito hasta el momento fue eliminar a 36 combatientes del grupo terrorista, el 19 de abril, en coordinación con militares sirios, rusos e iraníes.

Según informa el citado canal, las denominadas Fuerzas Democráticas Sirias (SDF por sus siglas en inglés, milicias entrenadas por Estados Unidos) comparten la opinión de que el dirigente del Estado Islámico está vivo y siguen sus rastros en territorio sirio, cerca de la frontera con Irak.