Su marido no quería que naciera una niña y la obligo a abortar 4 veces

La cultura tradicional de China favorece el nacimiento de los varones por encima de las niñas y, aunque la sociedad avanza, la costumbre parece imponerse sobre la lógica. Una pareja del este del gigante asiático empleó rayos X para conocer el sexo de su vástago –pese a estar prohibido–, lo que llevó a una mujer a abortar hasta en cuatro ocasiones en un año, informa ‘South China Morning Post’. Lo ocurrido después ha sido trágico.

Como consecuencia de las cuatro interrupciones de los embarazos, la fémina enfermó y acabó falleciendo. Según el diario chino, que cita medios locales, la pareja decidió tener un segundo bebé luego de la reforma de la política de ‘hijo único’.

El esposo, que pretendía a toda costa tener un hijo varón, se divorció de su mujer al caer enferma y ahora pretende casarse con otra.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here