Tenía 35 semanas de embarazo y su bebé le perforó el útero de una patada

Una mujer embarazada de China estuvo a punto de morir después de que su bebé pateara de tal manera que le perforó el útero.

Zhang, que tenía 35 semanas de embarazo, cuando de repente comenzó a sufrir dolor de estómago el pasado 2 de octubre. Pensó que era un malestar estomacal pero pronto empeoró, según la publicación del New York Post.

Al llegar a la sala de urgencias del Hospital de Shenzhen de la Universidad de Pekín en China, se estaba quejando de dolor insoportable y los médicos notaron problemas con su presión arterial, pulso y respiración.

Para descartar posibilidades le realizaron a Zhang una ecografía.

Los resultados revelaron que la pierna del feto había “pateado” la pared del útero en la cavidad abdominal de la madre y que sus muslos estaban atrapados.

De inmediato la llevaron al quirófano temiendo porque la mujer pudiera sufrir una hemorragia interna peligrosa y entrar en estado de shock. Además del riesgo que corría el bebé por alguna infección potencialmente mortal.

Los médicos enfrentaron a una carrera contra el tiempo para traer a la niña al mundo, pues Zhang fue sometida a cesárea de emergencia. En tan solo 10 minutos se la entregaron sana y salva a su madre pero no todo estaba bien.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here