Testigos afirman que Hitler fue enterrado en Paraguay en 1973

92

El funeral
De acuerdo con Nogueira de Araújo, el funeral tuvo lugar en “en un terreno abandonado” donde había una “pequeña colina parecida a un túmulo” y estructuras subterráneas de tres plantas. Allí tuvo lugar la ceremonia funeraria, en la que uno de los presentes contó “con pesar” que en febrero de aquel año se cumplían dos años de la muerte de Hitler, mientras se escuchaba un ruido “como si alguien estuviera nivelando el cemento”.
Este testigo tenía entonces 29 años de edad, y fue invitado a la ceremonia por un amigo hijo de un nazi que se trasladó a Brasil después de la guerra. Pero en aquel momento el hombre no supo que estaba siendo testigo del entierro de Hitler, que tenía lugar “bajo sus pies”.

Segundo testimonio
La versión sobre la segunda inhumación de los restos del líder nazi en Paraguay está parcialmente demostrada por otro testimonio, asevera Netto. A juicio del periodista, en la ciudad argentina de Bariloche una mujer que nada sabía sobre el primer testimonio le contó que conocía a una amante de un piloto alemán que exhumó y trasladó los restos de Hitler a Asunción junto con el célebre piloto nazi Hans-Ulrich Rudel.

Versión oficial
Las versiones alternativas sobre la muerte de Hitler abundan porque sus restos ardieron tras su muerte. De acuerdo con la versión oficial, el exlíder germano se suicidó en su búnker en la capital alemana rodeado por el Ejército Rojo. Solo sería identificado posteriormente a través de los dientes de su mandíbula inferior.