Trasladan a 11 rinocerontes en peligro para salvarlos y mueren 10

361

El último rinoceronte negro macho murió en Kenia al haber sido trasladado junto con otros 10 ejemplares de la especie a una nueva reserva de vida silvestre, a la cual no se pudo adaptar.

Por si la tragedia no fuera suficiente, una hembra y la única sobreviviente de la pequeña manada de su especie fue atacada por leones y actualmente está siendo atendida por médicos veterinarios, informaron autoridades proambiestalistas, que llamaron al incidente un desastre nacional.

La investigación preliminar sugiere que los 10 ejemplares fueron trasladados a Nairobi, al parque nacional Tsavo East, murieron por un estrés intensificado por envenenamiento con sal.

Los animales tuvieron dificultad para beber el agua de la zona, con una alta concentración de sal. El resultado fue que sufrieran de deshidratación, bacterias en las vías respiratorias y úlceras gástricas.

“Los animales estaban deshidratados, inquietos y tomar más agua solo empeoraba el problema“, dijo Peter Gathumbi, profesor de patología veterinaria en la Universidad de Nairobi.

Las organizaciones proambientalistas en África se han esforzado mucho para proteger la subespecie del rinoceronte negro de los cazadores furtivos que los matan para ofrecer sus cuernos en el mercado ilegal de Asia.

Luego de la muerte de los rinocerontes, funcionarios de vida silvestre realizaron evaluaciones de la calidad del agua y el medio ambiente en el nuevo parque, pero los resultados no fueron considerados antes de llevar a los animales.

Señalaron que la muerte de los animales se debió a negligencia y una mala comunicación y coordinación entre los oficiales involucrados en el traslado.

El traslado de vida silvestres a reservas de conservación es una estrategia comúnmente utilizada para hacer crecer las poblaciones animales, y el Ministerio de vida animal de Kenia ha llamado las muertes de los rinocerontes “sin precedentes” en más de una década de estos traslados.