Un candidato argentino agrede a un periodista por hablar de su vida sexual

9

Francisco de Narváez, un conocido político y millonario argentino, precandidato a gobernador de Buenos Aires por el Frente Renovador, una escisión del peronismo, partió literalmente la cara a un periodista de una web de cotilleos por un artículo sobre su vida sexual y la de su esposa.

El diputado, que es uno de los políticos con más proyección en Argentina aunque ahora su formación sufre un importante desgaste, ha salido a los medios esta mañana para tratar de reconducir su imagen y pedir perdón por su reacción. Pero no fue exactamente un calentón.

De Narváez ha contado en Radio Mitre que llamó al reportero “que no es un periodista, porque yo respeto al periodismo, es un extorsionador que intenta sacar rédito amenazando con publicar estas cosas”, director de la agencia Nova Noticias, para preguntarle por qué había escrito ese artículo, en el que hablaba sobre la vida sexual de su esposa y la vinculaba a prácticas de prostitución.

De Narváez decidió trasladarse a La Plata, a 50 kilómetros de Buenos Aires, para acudir a las oficinas de la web. El diputado, según su propia confesión, entró en la oficina del periodista, Mario Casalongue, y le dijo: “metete conmigo, pero no con mi familia”. Entonces el otro le contestó “¿Qué? ¿Me venís, a apretar?” y de Narváez, un hombre corpulento, lo agredió brutalmente hasta romperle el labio, y después siguió dándole patadas en el suelo.

El periodista denunció los hechos y ha mostrado en fotografías el estado de su cara tras el ataque, con el labio partido. De Narváez ha reconocido que perdió la cabeza. “Cometí un error y pido perdón.

“No está bien lo que hice. Este señor no es un periodista, es un extorsionador conocido y hace de eso su forma de vida. Mucha gente opta por callar pero yo no.

Pero el camino es el de la justicia, por eso me pongo en manos del juez por lo que hice y además le he denunciado por su artículo”, explicó el candidato, un rico heredero de cadenas de supermercados metido a la política que llegó a ganar batallas importantes a los Kirchner en la provincia de Buenos Aires y cuyos carteles están por todos los alrededores de la ciudad.