Según una investigación, el 86% de los padres admiten que sufren regularmente de fatiga. Un dato que no debe tomarse a la ligera, si tenemos en cuenta el importante papel del sueño para nuestro bienestar mental y físico, tal y como apunta un portavoz de David Lloyd Club, una cadena de gimnasios londinenses que ha pensado en una idea para disminuir ese porcentaje.

La cadena de fitness, con sede en Sidcup, al sudeste de Londres, se ha hecho muy popular a raíz del lanzamiento de Napercise , unas clases donde los participantes pagan para dormir en camas individuales. El objetivo es “revitalizar la mente, mejorar el estado de ánimo y, por extraño que parezca, quemar calorías”, según asegura la compañía en su web.

Las clases duran una hora y comienzan y terminan con una serie de ejercicios de estiramiento. Entre medias, cada uno se tumba en una cama individual, se coloca un antifaz y se sumerge en los mundos de morfeo. De fondo, un ambiente más fresco de lo normal y una música ambiente son la guinda al pastel para facilitar la inducción del sueño.

Mucha gente no apostaba por esta nueva iniciativa. Pero lo sorprendente es que han sido mucho los que se han inscrito en las nuevas clases, pese a que consistan en dormir con gente que no conocen de nada. ”Más de 100 personas se han inscrito para las sesiones del fin de semana”, ha dicho un portavoz del gimnasio a HuffPost. Si todo va bien y tiene éxito, dicen, propagaran las clases por toda el país.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here