Alguien ha dado la señal de alarma: el mayor proyecto colaborativo de Internet puede tener problemas en el futuro. Guy Macon es editor de Wikipedia desde 2006 y hace unas semanas publicó un informe en el que alertaba de que, si el proyecto sigue recibiendo donaciones al mismo ritmo que en la actualidad y estas no aumentan, su viabilidad estará en peligro. El informe de Macon, según una nota del Diario El Confidencial, critica la política de gastos de Wikimedia, la fundación detrás de Wikipedia.

Macon es un ingeniero autodidacta sexagenario (no aclara su edad exacta) que empezó a editar hace una década, cuando comprobó que Wikipedia “tenía mejor información que muchos de los caros libros de texto que había comprado y estudiado en casa”, cuenta a Teknautas. Comenzó haciendo pequeñas correcciones y luego se implicó más en la edición, sobre todo en las áreas de ciencia e ingeniería.

Este estadounidense, que se dedica a la consultoría, alerta de que los proyectos de Wikipedia están en apuros: “Continúan haciendo ‘software’ mediocre y la comunidad de Wikipedia sigue rechazándolo”, afirma. Eso le llevó a crear este informe sobre los gastos de la iniciativa, relacionándolos con el nivel de donaciones.

Según datos que recoge de la propia Fundación Wikimedia, el conjunto de todas las ediciones de la enciclopedia recibe un total de 16.000 millones de visitas. Wikipedia gasta unos 2 millones de dólares anuales (1,78 millones de euros) en ‘hosting’ y tiene 300 empleados. Desde 2005, cuando la fundación se constituyó, Wikipedia ha incrementado sus páginas vistas entre 11 y 12 veces (entonces, su fundador, Jimmy Wales, aseguraba que eran 1.400 millones mensuales) y gasta 33 veces más en ‘hosting’. Además, el número de empleados es 300 veces mayor. El gasto en todo este tiempo ha aumentado un 1250% y solo en los tres últimos años ha sido un 85% mayor.

Macon advierte en su informe que “nada puede crecer para siempre” y que tarde o temprano “algo sucederá” que haga que las donaciones disminuyan en lugar de crecer: “Podría ser un escándalo, real o percibido. Podría ser la Fundación Wikimedia tomando una postura política que ofenda a muchos donantes. O podría ser una recesión que deje a la gente con menos dinero para donar. Sea cual sea la razón, ocurrirá”, escribe. Y ante ese hipotético panorama, Macon opina que sería “más probable” que Wikimedia no reaccionara disminuyendo los gastos, “sino aumentando los esfuerzos para incrementar los fondos mientras quema nuestras reservas y nuestro legado”.

En su informe, además, recoge denuncias de corrupción, de que el dinero no ha servido tanto para ayudar al proyecto como para crear una clase de burócratas profesionales alrededor de la enciclopedia. También cita a exejecutivos que creen que la cantidad de dinero gastada no está en consonancia con los resultados conseguidos. Incluso, las preguntas de otros: si la fundación tiene dinero para sus gastos, ¿por qué lanzan campañas para recaudar más dinero como si fuera a cerrar pronto? Hay quien incluso ha pedido que no se done a Wikipedia. Macon asegura que, después de publicar sus opiniones, “mucha gente me ha dicho que está de acuerdo conmigo”.