Pacientes abandonados por sus familias en el Mario Rivas