Pena concreta de 10 años de reclusión y multa de 114.9 millones de lempiras imponen a ex subcomisionado Jorge Alberto Barralaga

Tegucigalpa, Francisco Morazán.- De 10 años de reclusión fue la pena concreta impuesta este jueves al ex subcomisionado Jorge Alberto Barralaga Hernández y a la esposa del narcotraficante Wilter Blanco, Montse Paola Fraga Duarte, ambos enjuiciados por la Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de Depuración Policial (UF-ADPOL), en equipo con la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), por el delito de lavado de activos.

En cuanto a la multa decretada se ordenó el pago de 114.9 millones de lempiras a Barralaga Hernández y de 27.9 millones de lempiras a Fraga Duarte.

Dicho fallo lo notificó la Sala II del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional, cuya terna de jueces computó las penas en base a lo que establece el nuevo Código Penal, desconociendo la solicitud del Ministerio Público de condenar a 18 años a Jorge Alberto Barralaga Hernández y a 15 años a Montse Paola Fraga Duarte, conforme a la legislación penal vigente al momento de la imputación y a las circunstancias agravantes encontradas (obrar con fraude, premeditación conocida y prevalecerse del carácter público de su cargo), por lo que se analizará la eventual interposición de un Recurso de Casación.

Como se recordará, este caso fue denominado como Operación Perseo y los aseguramientos al Clan Barralaga ascendieron a 235 bienes muebles e inmuebles y productos financieros y sociedades mercantiles, dentro de los que destacan viviendas, vehículos, transporte pesado y cuentas bancarias, mismos que se ejecutaron entre el 31 de julio y la primera semana de agosto de 2017.

Todo ello, en razón de movimientos atípicos entre cuentas bancarias y otro tipo de transacciones descubiertos al ex alto oficial Barralaga, su núcleo familiar y personas relacionadas, que movieron más de 2000 millones de lempiras.

Las indagaciones de agentes de la ATIC asignados a la UF – ADPOL y de los expertos forenses en delitos financieros, además demostraron que este grupo organizado durante varios años realizó adquisiciones e inversiones con el fin de convertir y ocultar activos cuya procedencia no tiene justificación económica.

Los otros implicados en la primera etapa de Operación Perseo son: José Santiago Barralaga Hernández (prófugo y hermano del ex jerarca policial), Jorge Alberto Barralaga Rivera (prófugo e hijo del ex subcomisionado), Reyna Elizabeth Ayala Reyes y Edith Xiomara Roca Pérez (prófugas y esposa y cuñada, de forma respectiva, de Jorge Alberto Barralaga Hernández) y Carmen Alejandra Morales Sarmiento (condenada por lavado de activos y esposa de Jorge Alberto Barralaga Rivera).

Además, los Fiscales de Apoyo al Proceso de Depuración Policial y Agentes de la ATIC, ejecutaron en fecha 11 de noviembre de 2019 la Operación Perseo II, logrando el procesamiento de José Arístides Flores Nájera y su esposa Waldina Lizzette Gavarrete Ortega, acusados por el delito de lavado de activos y a quienes se les vincula directamente de ser socios de Jorge Alberto Barralaga Rivera, hijo del excomisionado Jorge Alberto Barralaga Hernández.

En esta continuación del caso, se siguió el rastro de 5000 mil millones de lempiras y se llevaron a cabo aseguramientos de 113 bienes muebles e inmuebles, entre ellos de 21 bienes inmuebles, 16 vehículos, una embarcación, 10 sociedades mercantiles y el congelamiento de 65 cuentas bancarias.

Adicionalmente, en relación a las operaciones ilícitas del Clan Barralaga, el 30 de noviembre de 2020 se ejecutó la Operación Perseo III en la que se capturó a otro socio de nombre José Antonio Interiano Contreras, señalado del delito de lavado de activos y quien no pudo justificar más de 154 millones de lempiras y por ello se le aseguraron 362 bienes muebles, inmuebles, sociedades mercantiles y productos financieros.