Plantas tóxicas influyeron en la extinción de los dinosaurios, dice nueva teoría

662

Durante mucho tiempo los científicos aseguraron que la principal causa de la extinción de los dinosaurios se dio hace más de 65 millones de años, luego de que un meteorito cayera en lo que hoy en día es la Península de Yucatán (México). El violento golpe hizo que se abriera un cráter submarino de 200 km que acabó con ellos y con el 70% de las especies vivas del planeta.

Sin embargo, un estudio realizado por el profesor y psicólogo evolutivo Gordon Gallup y su ex alumno Michael J. Frederick, de la Universidad de Albany, pone en duda esta teoría. Ambos aseguran que los dinosaurios estaban en problemas mucho antes del asteroide. La aparición de plantas tóxicas mezcladas con la incapacidad de esta especie para asociar los sabores de los alimentos con el peligro, los tenía a un paso de la desaparición.

Esto se debe a la aversión al gusto aprendida, que es la defensa evolutiva en la que los animales aprender a asociar el consumo de los alimentos (en este caso las plantas) con consecuencias negativas, es decir, como con sensaciones de malestar.

Debido a un déficit psicológico, según los investigadores, los dinosaurios se extinguieron mucho antes del asteroide.

Gallup lo ejemplifica con el caso de las ratas. “Una razón por la cual la mayoría de los intentos para eliminar a las ratas no han tenido éxito es porque, al igual que muchas otras especies, han evolucionado para hacer frente a la toxicidad. Generalmente, solo toman una pequeña cantidad, y si se enferman muestran una notable capacidad para evitar esa comida nuevamente, porque asocian el sabor y el olor con la reacción negativa”.

Los investigadores explicaron que las plantas iban desarrollándose y generando defensas tóxicas, mientras que los dinosaurios seguían consumiéndolas a pesar del daño que les hacían. Esta teoría cogió fuerza porque en el registro fósil, años antes de que cayera el asteroide, estaban las primeras plantas con flores (angiospermas) que coincide con la desaparición gradual de la especie.

También estudiaron a las aves y a los cocodrilos, ambos considerados como los descendientes de los dinosaurios. Los primeros no desarrollaron aversiones al gusto, sino a las características visuales, es decir, sabían exactamente que no podían comer si querían sobrevivir. Sin embargo, los réptiles, al igual que los dinosaurios no desarrollaron aversiones aprendidas al gusto.

Sobre el asteroide, Gallup aseguró que jugó un factor fundamental en la extinción de la especie, pero las plantas ya habían desaparecido gran cantidad de la población. “La visión predominante de la extinción de dinosaurios basada en el impacto de los asteroides implica que la desaparición de los dinosaurios debería haber sido repentina y los efectos deberían haber sido generalizados. Pero, la evidencia muestra lo contrario: los dinosaurios comenzaron a desaparecer mucho antes del impacto del asteroide y continuaron para desaparecer gradualmente durante millones de años después “, concluyó el profesor.