Policía de Filipinas obligó a un hombre a realizar 300 sentadillas por violar una norma anti COVID: murió un día después

La policía de Filipinas se ve envuelta otra vez en polémica por el supuesto trato déspota que estos están realizando a la población que incumple las reglas, en esta ocasión, exigieron a un joven que hiciera 300 sentadillas por irrespetar el toque de queda, al día siguiente murió.

Darren Manaog Peñaredondo, de 28 años de edad, fue detenido mientras intentaba comprar agua luego del toque de queda. Detención que fue ejecutada en la ciudad de General Trias, en la isla de Luzón.

- PUBLICIDAD -

Darren Manaog, fue llevado junto a otros infractores a una plaza, frente al edificio municipal, donde se les indicó que hicieran en sincronía 100 ejercicios similares a sentadillas y de no hacerlo así, harían más ejercicios de castigo.

En total, Peñaredondo realizó el movimiento 300 veces ya que se cayó varias veces y no coordinaba con sus compañeros.

Con ayuda de los otros infractores, el joven logró llegar cojeando a su casa. La novia manifestó que al día siguiente, Peñaredondo se quejaba de fuertes dolores en las rodillas y los muslos. Horas después, sufrió una convulsión y se derrumbó.

Un vecino logró realizarle reanimación cardiopulmonar y revivirlo brevemente. Según lo informado, Peñaredondo murió poco después.

Por su parte. El jefe de la policía local, Marlo Nilo Solero, manifestó ante los medios de comunicación que no hubo dicho castigo y que los infractores solo reciben sermones. Aclaró que el castigo físico no estaba permitido.

Ante esto, el alcalde de la ciudad, General Trias Mayor Antonio Ferrer, ordenó a las autoridades que investiguen el caso y describió el presunto castigo como tortura.

 

Boletín Informativo

Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

    No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

    Ultima Hora

    ACTUALIDAD