Empezó juicio para evitar que Lula sea arrestado por corrupción

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Brasil empezó a analizar este martes un pedido de habeas corpus para evitar que el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva sea arrestado para cumplir una condena a 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero.

Un rechazo de ese recurso reducirá las posibilidades del ex mandatario de 72 años de seguir en libertad cuando la corte de segunda instancia que lo sentenció termine de juzgar la apelación que ya tiene en trámite.

La audiencia del STJ se enfocó desde su inicio en dilucidar si el eventual arresto de Lula sin agotar todas las instancias judiciales viola su presunción de inocencia, como sostiene su defensa.

Importante :  Lula da Silva declaró como acusado por primera vez en la causa Lava Jato: "Estoy sufriendo casi una masacre"

El juez Felix Fischer, quien instruyó el expediente en el STJ, abrió la votación con un voto en contra del ex presidente, favorito para ganar las elecciones de octubre.

“Deniego el habeas corpus (…), no está comprometida la presunción de inocencia”, dijo, en sintonía con una premisa establecida en 2016 por el Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema).

Su colega Jorge Mussi lo siguió, dejando la cuenta a un solo voto de formar una mayoría en contra del habeas corpus en la corte responsable de la palabra final en litigios que no involucren cuestiones constitucionales.

El recuento solo será sin embargo definitivo cuando los cinco magistrados hayan votado, pues durante los debates tienen derecho a cambiar de parecer.

Importante :  Evo Morales adelanta el viaje a Cuba para su cirugía en la garganta

La decisión de este martes estará limitada al habeas corpus y no bloqueará otras herramientas legales que podrían cuestionar el fondo de la sentencia, incluso ante STF.

De hecho, el equipo legal de Lula ya presentó otro habeas corpus preventivo ante la corte suprema para que pueda seguir en libertad. Ese recurso también fue rechazado preliminarmente y está pendiente de ser examinado por el plenario.

En paralelo a las cortes penales, la justicia electoral podría impedir que Lula se postule a las elecciones de octubre, por tener una condena ratificada en segunda instancia.

“Espero que las personas que me van a juzgar hoy en el STJ lean el proceso, lean las acusaciones y la defensa y permitan que el pueblo me juzgue en octubre”, señaló el ex mandatario en sus declaraciones radiales.

Importante :  Trump firma su ambiciosa reforma fiscal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here