Independentistas ganan mayoría en Cataluña

73

El destituido presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, revalidó el jueves el liderazgo secesionista en unas elecciones regionales que ganó la formación unionista Ciudadanos pero en las que las fuerzas independentistas revalidaron la mayoría absoluta.

Los partidos secesionistas de Cataluña obtuvieron suficientes votos el jueves para recuperar una ligera mayoría en el Parlamento regional y darle un nuevo ímpetu a su lucha política para independizarse de España.

Sin embargo, no fue una victoria categórica, ya que los independentistas perdieron apoyo en comparación con los comicios de 2015, y un partido a favor de la unidad se convirtió por primera vez en la principal fuerza en el Parlamento catalán.

El partido ‘Ciutadans’ (Ciudadanos), opuesto a la secesión y en pro de la libre empresa, obtuvo 37 escaños en la asamblea regional de 135 asientos con casi el 99% de los votos contados.

Junts per Catalunya (Juntos por Cataluña), liderado por Carles Puigdemont el expresidente catalán que está prófugo, reunió 34 escaños; el partido republicano de izquierda ERC quedó en tercer lugar con 32, y el anticapitalista CUP obtuvo cuatro. Esas tres fuerzas pro independencia reúnen 70 asientos, dos por arriba de la mayoría, pero dos menos que en las elecciones del 2015.

“Las elecciones solucionaron muy poco”, dijo Andrew Dowling, especialista en historia catalana en la Universidad Cardiff en Gales. “La independencia ha ganado, pero en una forma similar al 2015. La mayoría de los escaños, pero no de los votos”.

Puigdemont, quien fue retirado del puesto por el gobierno del presidente español Mariano Rajoy, cabildeó desde Bélgica, donde evade una orden de aprehensión española por una medida de rebelión y sedición.

“El Estado español ha sido derrotado”, dijo Puigdemont, sin decir si regresaría a España. “Rajoy y sus aliados han perdido y han recibido una sonora bofetada catalana”.

El resultado deja más preguntas que respuestas sobre el futuro de Cataluña, donde un largo esfuerzo por lograr la independencia creció hasta derivar en un abierto enfrentamiento con el gobierno español hace dos meses.

El resultado es un golpe para Rajoy, quien destituyó al gabinete catalán y pidió una elección adelantada con la esperanza de quitarle poder a los separatistas. Su Partido Popular registró pobres resultados en la elección catalana, con sólo tres escaños en la asamblea regional de los 11 que tenía en el Parlamento previo.

Según los últimos reportes de los conteos de votos en Cataluña, se anunciaba que Inés Arrimadas del partido Ciutadans, sería la ganadora de las elecciones regionales.