Pedro Sánchez, nuevo presidente de España, si Rajoy no dimite

748

Este viernes Mariano Rajoy dejará de ser presidente de España si antes no presenta su dimisión, ya que Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista Obrero Español, ha conseguido este jueves los votos necesarios en su moción de censura al ejecutivo, debatida durante todo el día de hoy, para obligarle a dejar la presidencia tras la sentencia judicial que inculpa a diversos miembros del Partido Popular y acusa a este partido de financiación ilegal y corrupción.

En un duro y acalorado debate parlamentario, Sánchez recriminó a Rajoy su inmovilismo político y le exigió responsabilidades por los distintos casos de corrupción que han salpicado a su partido, los cuales culminaron con la sentencia por el llamado Caso Gūrtel, en la cual la Audiencia Nacional consideró al PP partícipe a título lucrativo por beneficiarse de una trama de corrupción y le condenó a pagar 240 mil euros. En conjunto, el tribunal impuso a 29 de los 37 acusados, todos ellos miembros del PP, penas que suman 351 años de cárcel.

Por ese motivo, Sánchez fue contundente al dirigirse al todavía presidente español y pedirle su dimisión.

“Le voy a hacer una pregunta, señor Rajoy: ¿está usted dispuesto a dimitir?”, le espetó Sánchez, y enseguida lo urgió a presentar su renuncia: “Dimita y podrá salir del Gobierno por decisión propia”, dijo en tono severo el líder socialista.

Rajoy solo ha podido contar con el voto de Ciudadanos, Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias, en tanto Sánchez ha logrado convencer a Unidos Podemos y los nacionalistas de Esquerra Republicana de Catalunya, Partido Demócrata de Cataluña, Partido Nacionalista Vasco, Comprimis de Valencia, Bildu del Pais Vasco y Nueva Canarias.

De acuerdo con los principales analistas, la clave de la victoria del lider socialista ha sido el respeto de los presupuestos para 2019, en cuyas partidas los nacionalistas vascos obtienen una gran inyección de liquidez (poco mas de 500 millones de euros para el ejercicio anual), y el compromiso de establecer un diálogo mucho más abierto con los independentistas catalanes para desbloquear el proceso soberanista, si bien Sánchez no es partidario de la secesión y con toda seguridad no la admitirá, pero brindará soluciones políticas al conflicto, lo que el inmovilismo de Mariano Rajoy no ha permitido.

Así pues, si todo ocurre como está previsto, el líder socialista obtendrá en la votación de mañana viernes al mediodía una mayoría parlamentaria de 180 votos contra los 169 que respaldan a Rajoy, con lo que Pedro Sánchez será investido nuevo presidente de España y el actual Gobierno del Partido Popular caerá y será historia.