Trump estaría de acuerdo con primero DACA y luego reforma migratoria

6

El presidente Donald Trump se reunió este martes con un grupo de legisladores bipartidistas en la Casa Blanca para discutir los avances y las opciones para una reforma migratoria y el programa de Acción Diferida para los LLegados en la Infancia conocido como DACA y sugirió que estaría de acuerdo con un acuerdo en dos etapas.

El presidente Trump dijo que se necesitaría la construcción del muro como parte del acuerdo que involucra a los jóvenes inmigrantes e indicó que el Congreso posteriormente podría ver la reforma migratoria.

Luego de decirle a los legisladores que no están tan lejos de alcanzar una reforma migratoria integral, el presidente Trump insistió en que
“podemos hacer DACA y abordar una reforma migratoria integral ‘la próxima tarde'”.

Ocho legisladores demócratas y 12 republicanos conversaron con el presidente Donald Trump para también tratar de avanzar las negociaciones sobre el presupuesto de la nación hasta ahora amarradas a la intensión demócrata de proteger a cientos de miles de jóvenes inmigrantes conocidos como “dreamers” de la deportación.

Trump insiste en incluir como parte de cualquier acuerdo sobre el programa Acción Diferida para los Llegados en su Infancia (DACA) los $18.000 millones de dólares en fondos que ha pedido para la construcción de un muro en la frontera sur con México durante los próximos 10 años. Además exige eliminar la lotería de visas y cambiar el sistema de inmigración basado en lazos familiares —“migración en cadena”—a uno basado en méritos.

Los demócratas, en cambio, rechazan de plano la construcción del muro, pero no están seguros si su oposición otorgar fondos para su construcción debe necesariamente arriesgar un cierre de gobierno en estos momentos, como lo pide la base liberal del partido.

El plazo para aprobar el presupuesto es el 19 de enero y legisladores de ambos partidos esperan poder cumplirlo, tanto para el presupuesto como para el DACA.

Participaron de la reunión en la Casa Blanca, su jefe de gabinete, John Kelly, que tiene la experiencia de haber dirigido brevemente el Departamento de Seguridad Nacional.

Entre los legisladores estuvieron los senadores Jef Flake, republicano por Arizona, Dick Durbin, demócrata por Illinois y Lindsay Graham, republicano por Carolina del Sur, además de los demócratas Bob Menéndez, Heidi Keitkamp y Jon Tester y Henry Cuéllar.

La clave de la reunión fue convencer al presidente de enfocarse completamente en el DACA, algo de por sí bastante difícil luego de su discurso el lunes, ante granjeros en Nashville, en el que reiteró sus ideas sobre el muro y la inmigración en cadena.

El acuerdo bipartidista que parece estar tomando forma consideraría otorgar un camino a la ciudadanía a los soñadores, incluiría fondos para la seguridad fronteriza, pero probablemente no para el muro y podría poner fin a la lotería de visas si es que se puede incluir algún arreglo para el Estatus de Protección Temporal.

El senador Flake había dicho que estaba preparado para decir a Trump que este acuerdo sobre el DACA no puede incluir todos los cambios de política migratoria que desea, si es que se quiere llegar a un acuerdo.

“Esta no es una ley de reforma integral”, subraya Flake. “No podemos aprobar algo así antes de marzo”.