Privadas de libertad denuncian violaciones a sus derechos en los centros penales