Procesan a más de 100 inmigrantes por robo de identidad tras masiva redada de ICE

Más de 100 inmigrantes han sido procesados por robo de identidad luego de la mayor redada de ICE en un estado de Estados Unidos.

El departamento de Justicia anunció este jueves que desde el 7 de agosto la Fiscalía ha procesado a 109 inmigrantes indocumentados acusados de robo de identidad de ciudadanos estadounidenses y otros delitos migratorios tras su detención en el estado de Mississippi, reportó la agencia de noticias Efe.

El Departamento de Justicia explicó en un comunicado que los procesados fueron capturados durante la mayor redada organizada en el país en un solo estado, en la que 680 personas fueron puestas bajo custodia policial.

Esta operación de ICE se inició en Misisipi el 7 de agosto con el cumplimiento de varías órdenes de arresto federal relacionadas con crímenes que incluyen, entre otros, la falsificación del número de la Seguridad Social (SS), la falsificación de documentos migratorios y la reentrada al país tras haber sido expulsados o deportados.

El departamento de Justicia expone que a día de hoy 47 de los 109 procesados se han declarado culpables, y “algunos otros (han) indicando su intención” de hacer lo mismo. De estos, 26 han admitido el uso fraudulento del número de la Seguridad Social, mientras que otros 21 se han dicho responsables de haber vuelto al país de manera ilegal.

“Ha habido estadounidenses directamente perjudicados por el robo de sus identidades, lo que ha resultado en que hay ciudadanos que no pueden pedir préstamos o tarjetas de crédito, obtener seguro sanitario y llevar a cabo otras actividades. Cada uno de los 680 extranjeros arrestados en agosto rompió las leyes de nuestra nación entrando ilegalmente al país”, expuso en un escrito el fiscal David Michael Hurst.

El funcionario agregó que “ignorar” estos actos delictivos “no haría ningún favor” a los ciudadanos y a “aquellos naturalizados que han tenido que esperar tantos años para convertirse en estadounidenses”.

En agosto, cientos de agentes de ICE hicieron una redada masiva en siete plantas de Mississippi propiedad de cuatro empresas: Peco Foods, Koch Foods, PH Food y Pearl River Foods. Se cree que las autoridades escogieron dichas procesadoras luego de rastrear las idas y venidas de inmigrantes indocumentados equipados con monitores de tobillo tras ser liberados de centros de detención, reseñó USA Today en aquel entonces.

Gracias a las coordenadas GPS, los agentes de ICE sospecharon que las plantas “emplean intencionalmente e ilegalmente” a trabajadores inmigrantes indocumentados, según se señaló en las órdenes de registro para la redada.

Los trabajadores informaron haber oído el rugido de los helicópteros y ver a los agentes reunir a la mayoría de los trabajadores hispanos para interrogarlos. Muchos lloraron mientras se despedían de sus familias y amigos antes de ser llevados en autobuses para su procesamiento.

Esta serie de redadas, que dejó un total de 680 personas arrestadas, fue la más grande hecha por la agencia de inmigración en una década. De ellos, unos 300 fueron liberados el mismo día, dijeron los funcionarios. Aquellos que permanecen detenidos se encuentran en un centro de ICE en Louisiana.