Productores hondureños son ejemplo de lucha y perseverancia