Protestaron en el sur oeste de San Pedro Sula