miércoles, mayo 25, 2022
30.1 C
San Pedro Sula
VER MAS

    ¿Qué pasa en Afganistán?: Claves para entender 40 años de conflicto

    Afganistán es un país del Medio Oriente, que vive un gran conflicto político desde hace más de 40 años. El origen se remonta a 1979, cuando la Unión Soviética invadió al país durante la Guerra Fría e instauró en Kabul un gobierno comunista.

    En el conflicto, Estados Unidos intervino para hacer frente a la antigua UU. SS. en esas tierras, así que armó, entrenó y dotó de armas a los talibanes.

    - PUBLICIDAD -

    Los talibanes son un grupo creado a mediados del siglo XX en Pakistán como un movimiento de estudiantes islamistas ultraconservadores, pero durante los años 90’s se salió de control albergó a grupos terroristas como Al Qaeda y el autoproclamado Estado Islámico. Actualmente, los talibanes de Afganistán se constituyen como un emirato asambleario en el que impera la ‘sharia’, la ley islámica. La última vez que gobernaron eliminaron todos los derechos de las mujeres y niñas y volvieron las ejecuciones públicas.

    En 2001, fueron expulsados del poder en una coalición internacional liderada por EE. UU., pero en septiembre de ese mismo año, los talibanes liderados por Osama Bin Laden, ejecutaron un atentado contra ‘Las Torres Gemelas’ en Nueva York. Desde ese momento, la Casa Blanca les declaró la guerra.

    Sin embargo, los talibanes rápidamente recuperaron el control de Afganistán. La nación desde hace 20 años vivió en un estado fallido, es decir, dirigida por dos gobiernos: el nacional, en Kabul y otras provincias, donde viven 11 millones de personas; y el gobierno de los talibanes, donde los insurgentes controlaban la mayoría del territorio del país, sobre todo las zonas rurales, con cerca de 13 millones de personas bajo su orden.

    Por otra parte, la OTAN desplegó una fuerza militar en el país junto a las tropas estadounidenses para mantener a raya a los talibanes.

    Mientras tanto los países vecinos, como Irán, Pakistán, Turquía, y hasta Europa, albergan a millones de ciudadanos que intentan huir de la barbarie para evitar la guerra.

    – Guerra olvidada –

    La atención estadounidense se desvía de Afganistán debido a la invasión de Irak en 2003.

    Los talibanes y otros grupos islamistas se reagrupan en el sur y este de Afganistán, desde donde pueden viajar a las zonas tribales de Pakistán, y empieza un movimiento de insurgencia.

    La jefatura militar estadounidense pide en 2008 más refuerzos. El presidente Bush aprueba el despliegue de 48.500 soldados adicionales.

    – Pico de 100.000 tropas –

    En 2009, Barack Obama –elegido presidente con la promesa de que acabaría con las guerras en Irak y Afganistán– aumenta el despliegue de tropas.

    El objetivo es sofocar la insurgencia talibán y fortalecer las instituciones afganas. A mediados de 2011, más de 150.000 soldados extranjeros están en suelo afgano, de los cuales 100.000 son estadounidenses.

    Bin Laden muere el 2 de mayo de 2011 en una operación de las fuerzas especiales estadounidenses en Pakistán.

    – Fin de operaciones de combate –

    En junio de 2014 Ashraf Ghani es electo presidente de Afganistán en medio de acusaciones de fraude.

    La OTAN anuncia el 31 de diciembre de 2014 el fin de su misión de combate en Afganistán.

    Pero en virtud de pactos firmados meses antes, 12.500 soldados extranjeros –9.800 estadounidenses– se quedan en Afganistán para entrenar a las tropas afganas y llevar a cabo operaciones puntuales antiterroristas.

    La seguridad en Afganistán vuelve a empeorar con la nueva expansión de la insurgencia de los talibanes y la aparición del grupo yihadista Estado Islámico (EI) a principios de 2015.

    – Refuerzos estadounidenses –

    En 2017, el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, cancela el calendario de retirada de tropas y vuelve a mandar miles de soldados.
    Los ataques contra fuerzas afganas se multiplican, Estados Unidos replica con un gran aumento de ataques aéreos.

    Estados Unidos utiliza su bomba convencional más potente para destruir una red de túneles y grutas del Estado Islámico (EI) en el este del país, matando a 96 yihadistas.

    – Nuevas elecciones controvertidas –

    El 18 de febrero de 2020, Ashraf Ghani fue declarado ganador de las elecciones presidenciales de septiembre, con el 50,64% de los votos en la primera vuelta, marcada por una fuerte abstención y sospecha de fraude.

    Su principal rival, Abdullah Abdullah, también reclama la victoria. En mayo, los dos hombres firman un acuerdo de reparto del poder: Ghani conserva la presidencia, Abdullah dirige las conversaciones de paz con los talibanes.

    – Acuerdo histórico –

    Los talibanes y Estados Unidos firman el 29 de febrero de 2020 un histórico acuerdo en Doha. En él se prevé una retirada completa de las tropas extranjeras para mayo de 2021 y los talibanes se comprometen a negociar con el gobierno afgano y a reducir los actos violentos.

    Comienzan las primeras negociaciones de paz directas entre los insurgentes y el gobierno afgano, aunque la violencia continúa y se multiplican los atentados contra periodistas, jueces, médicos y miembros de la sociedad civil.

    – Retirada de tropas –

    El 1º de mayo, se inicia de manera oficial la partida de los últimos 2.500 soldados estadounidenses y 7.000 de la OTAN.

    Estallan combates entre los talibanes y el ejército afgano en el sur. En el norte. los talibanes conquistan el distrito de Burka, provincia de Baghlan.

    A mediados de mayo, las tropas estadounidenses se retiran de la base aérea de Kandahar.

    El 2 de julio, las tropas de la OTAN y Estados Unidos se retiraron de la base aérea de Bagram, la más grande de Afganistán.

    El 8 de julio, el presidente Joe Biden anuncia que la retirada de las tropas «concluirá el 31 de agosto».

    – El avance –

    El 6 de agosto, los talibanes conquistan su primera capital provincial, Zaranj (suroeste) y el 8, Kunduz, la gran ciudad del norte.

    El 12 de agosto, Washington y Londres anuncia el envío de miles de soldados a Kabul para evacuar a sus ciudadanos.

    El 13, los talibanes se apoderan de Pul-i-Alam (capital de la provincia de Logar), a solo 50 km al sur de Kabul, después de tomar Lashkar Gah (Helmand) y Kandahar, la segunda ciudad del país.

    El 14 se hacen con el control de  Mazar-i-Sharif, la última ciudad importante del norte que aún estaba bajo el control del gobierno.

    – La caída de Kabul –

    El 15 de agosto, los talibanes toman el control de Kabul y entran sin violencia en el palacio presidencial tras la huida del presidente Ghani.
    La caída de Kabul provoca el pánico en la capital. Miles de personas acuden al aeropuerto, con la esperanza de poder huir, mientras los países occidentales organizan la evacuación de sus ciudadanos y de personas bajo su protección.

    El 16 de agosto, en la madrugada, Estados Unidos retira su bandera de la embajada en Kabul.

    Boletín Informativo

    Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

      No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

      Ultima Hora

      ACTUALIDAD