Reactivación económica no debe ser apresurada