Rebrote del virus del Ébola en República Democrática del Congo

El 7 de febrero de 2021, el Ministro de Salud de la República Democrática del Congo declaró un brote de enfermedad por el virus del Ébola (comúnmente, «ébola») tras la confirmación mediante pruebas analíticas de un caso en Butembo, ciudad situada en la provincia de Kivu del Norte. La paciente era una mujer de 42 años que vivía en el área sanitaria de Masoya, que se incluye dentro de la zona sanitaria de Biena. Su esposo también había padecido la enfermedad y había sobrevivido a ella; desde el 28 de septiembre de 2020, las pruebas a las que se había sometido durante el seguimiento de su recuperación habían dado negativo para la enfermedad.

El 25 de enero de 2021, la paciente afectada solicitó asistencia sanitaria a causa de una hemorragia nasal. A partir de esa fecha y hasta el 1 de febrero fue atendida en el centro de salud de Ngubi. Entre el 1 y el 3 de febrero fue ingresada en el centro de salud de Masoya con signos y síntomas como debilidad física, mareos, artralgia, epigastralgia, deposiciones líquidas, cefaleas y dificultad para respirar. El 3 de febrero se le tomó una muestra sanguínea que se sometió a una prueba de detección del ébola, habida cuenta de su vínculo epidemiológico con una persona que había presentado esta enfermedad. Debido al agravamiento de su estado de salud, el mismo día fue derivada al hospital de Matanda de la zona sanitaria de Katwa, que forma parte del territorio de Butembo. Falleció el 4 de febrero y al día siguiente fue enterrada en la zona sanitaria de Musienene, en una ceremonia en la que no se evitaron los riesgos de transmisión.

El 6 de febrero, el laboratorio de Butembo confirmó la positividad del caso para el ébola mediante sistema GeneXpert. Al día siguiente se envió la muestra al laboratorio de Goma, donde fue analizada de nuevo mediante el mismo sistema; el resultado fue también positivo.

Hasta el 8 de febrero de 2021 se ha identificado a 117 personas de contacto a las que se está haciendo un seguimiento. Las actividades de investigación y respuesta continúan en marcha.