Ombudsman hondureño recomienda desalentar y prevenir el arraigo de quienes alientan y promueven el odio en el país

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, recomendó hoy al pueblo hondureño, desalentar y prevenir el arraigo y desarrollo de actitudes de quienes alientan y promueven odio, la intolerancia y el desprestigio entre las personas.

Indicó que lo importante es afirmar valores fundamentales de igualdad, no discriminación,
participación, fraternidad y solidaridad, que nos permitan progresar hacia el desarrollo como derecho humano.
Agregó que, de cara a un mejor porvenir, la unidad de acción por el desarrollo sostenible hacia el bienestar de todos los habitantes, es lo único que permitirá superar la presente situación de pobreza, violencia delincuencia, degradación del medio ambiente e insuficiente desarrollo humano.

Ante esa realidad, el pueblo hondureño debe continuar luchando responsablemente e ir hacia el encuentro de su unidad y de la confianza social, en aras de su libertad, democracia y paz, mediante el fomento de la cohesión social, el buen gobierno, la buena ciudadanía y el trabajo digno.

Urge agenda nacional de seguridad humana que cubra toda la problemática del país
Herrera Cáceres, dijo que Honduras urge de una agenda nacional de seguridad humana para el desarrollo sostenible que cubra toda la problemática y empezar con una acción solidaria entre pueblo y gobiemo para avanzar hacia el bienestar de toda la población.
Reiteradamente hemos recomendando, tanto al Gobierno como a la sociedad, la urgencia de hacer un diálogo sobre los temas fundamentales que han devenido en problemas sociales y que es necesario resolver, declaró.

Puso como ejemplo, que desde el momento en que se iniciaron las migraciones forzadas, en el 2014, con la niñez acompañada y no acompañada y luego las caravanas, en el 2018, recomendó la necesidad de atender las causas estructurales que provocan ese tipo de manifestaciones que constituyen, en si, la expresión de las más serias vulneraciones a los derechos humanos.

Agregó que esa vulneración de derechos comienza con la pobreza, avanzan con la utilización de la violencia y otros factores que causan división de las familias hondureñas.

«Hemos venido proponiendo, desde entonces, avanzar en una estrategia seguridad humana para el desarrollo sostenible», reiteró.

Anadió que en el marco del diálogo politico propuso ir a los aspectos fundamentales para luego caer en los procedimientos de cómo llegar al poder.